diumenge, 31 de maig de 2009

Bienvenidos a Syldavia, el Reino del Pelícano Negro



Algunos de los recuerdos más frescos de mi niñez son las visitas a casa de mis tíos. En aquella casa siempre había libros interesantes que leer, rotuladores de colores con los que dibujar, muñecos con los que jugar si prometías cuidarlos bien....pequeños hámsters que observar...y dos primos mayores que a nuestros ojos hacían cosas muy emocionantes. En la habitación de Eduardo había un armario donde se guardaban
tesoros: desde hacía años coleccionaba los
libros de Tintín y Astérix y siempre estaba dispuesto a dejármelos leer.
Yo adoraba aquellos tomos, no importaba cuántas veces los hubiera leído. Con Astérix me reía, pero con Tintín soñaba y conocía mundo.


Fue en sus páginas donde vi Petra por primera vez, conocí Syldavia y Borduria (las busqué en el Atlas pero no las encontré: errores del editor, supuse), ví los cráteres de la Luna y oí por primera vez "bashi-bazouk"....
Por aquel entonces Tintín me gustaba por las aventuras que corría, la gente que conocía, porque siempre ganaba, porque era buena persona....A mucha gente le parece remilgado, con sus pantalones de golf, que un buen día sustituyó por otros de campana, y su tupé....a mí me parecía educado y amable, siempre dispuesto a echar una mano. Ahora, aunque sigue gustándome su carácter, sus libros me gustan porque son atemporales, porque aprecio la sátira, la crítica a la realidad del momento en que fueron publicados...
Tintín es periodista, nunca cambió de profesión aunque con cada album se hizo menos periodista y más detective o aventurero, no se sabe muy bien. Nunca deseé ser periodista como él, aunque sí me llamaba la atención la facilidad con que viajaba a cualquier lugar del mundo....o fuera de él. Demasiado joven para ser un audaz reportero, pero nunca demasiado viejo para seguir metiéndose en líos, muchas veces me pregunté por qué Tintín no envejecía; era evidente que el tiempo pasaba pero no para él ni para el resto de personajes que le acompañaban en su aventuras: su inseparable Milú, el fox terrier blanco que nunca le abandona, el capitan Haddock y su particular vocabulario, el profesor Tornasol genio para todo, Bianca Castafiore, el Ruiseñor milanés, la única mujer de la serie, los detectives Hernández y Fernández y sus contínuas meteduras de pata, Abdallah, el pequeño (e insoportable) heredero del País del Oro Negro, Oliveira da Figueira, el general Alcázar, el despreciable Rastapopoulos.....cómo me he reído con los insultos de Haddock, con la mala suerte de Rastapopoulos en "Vuelo 714 para Sidney", con la sordera de Tornasol y su terrible genio tras su aspecto bondadoso y despistado.....

Hergé decía que Tintín estaba dirigido a los niños entre 7 y 70 años, él debía saberlo bien....Hay algo que ya me gustaba de pequeña y también hoy: la minuciosidad de Hergé, el detalle obsesivo que hace de algunas viñetas auténticas maravillas, lo cual no es extraño ya que dibujaba y creaba sus historias con ayuda de un archivo con documentación de todo tipo, no dejaba nada al azar, (como cuando mandó construir una maqueta del cohete de "Objetivo: La Luna" para que sus colaboradores pudieran ver cómo debía ser y la sometió al exámen de un experto) y en muchas ocasiones modificó los albumes cuando eran reeditados para ser aún más fiel a la realidad.



Para muchos tintinólogos, el mejor album es "El Loto Azul", porque por primera vez, Hergé se tomó su tiempo y describió minuciosamente una cultura, la china, sin caer en los prejuicios que existen en obras anteriores, y porque la historia está mejor construída. De niña mi favorito era "El cetro de Ottokar", mi primer Tintín, un regalo de Reyes muy especial y además un libro magnífico, lleno de detalles: es fantástica la reproducción del folleto turístico syldavo, quieres viajar allí!....ahora, sin embargo, y aunque "El Cetro..." ocupa un lugar especial, ha sido relegado en favor de "Tintín en el Tíbet" y "Las Joyas de la Castafiore". Por qué? Porque en la primera, se cuenta una historia de amistad a toda prueba, cuando Tintín decide marchar al Himalaya en busca de su amigo Tchang (a quien conoció en "El Loto Azul"), cuyo avión se ha estrellado en las montañas, convencido de que no está muerto...Y no es sólo la amistad de Tintín hacia Tchang, sino también la del capitán Haddock, su compañero de aventuras, hacia él, que pese a estar convencido de que es una locura, le acompaña. La noticia de la muerte de Tchang hace que Tintín llore desconsoladamente, como nunca se le había visto hacerlo antes; y en cuanto a "Las Joyas...", es un divertimento de Hergé. Somos testigos de una farsa: nuestros personajes no quieren salir en busca de aventuras, sobre todo el capitán, en casa se está muy bien, pero qué importa? en un abrir y cerrar de ojos, Moulinsart, la residencia del capitán Haddock, se llena de visitantes no deseados y de intrigas, y no pueden escapar de ellos, es como una película de enredo...
Por desgracia, aquel primer ejemplar de "El Cetro... se perdió, aunque acabé teniendo toda la colección...en inglés. Pero la voz de Tintín no ha cambiado, afortunadamente, y sigue diciendo cosas que me gusta escuchar.

Las fotografías que ilustran este post fueron tomadas por la autora del calendario oficial de Tintín ´08.

divendres, 29 de maig de 2009

Tengo el cuerpo muy mal, pero una gran vida social II


Hace
mucho tiempo publiqué un post que podría escribir hoy mismo, casi palabra por palabra....podría hablar acerca de lo cansada que estoy, de lo agotadora que ha sido esta semana, de lo que me espera la que viene, pero ahora no tengo ganas, y lo único que me apetece es colgar esta canción, porque la he recordado hace un rato y su título es tan adecuado.....




Pd. Elisabetta, reina dels 80, esta és per a tu també...."vivito y coleando como un fardatxo"....ves fent una llista de les que vols escoltar en eixe viatge en cotxe....les de Battiato ja están a la meua llista...


dijous, 28 de maig de 2009

Enjoy the silence


Porque
esta mañana he echado mucho de menos

un poco de silencio...





dimarts, 26 de maig de 2009

Incondicional


Sentados en el suelo del salón, me observas y me acaricias el pelo, fascinado por las mariposas capturadas en él....Pero tu naturaleza inquieta no te permite estar dentro de casa: te pones en pie, me coges de la mano e insistes en salir a pasear por el jardín....No me apetece pero no sé decirte que no...en realidad, nunca ha estado en mi poder negarte nada...
Nora duerme a la fresca sombra del porche; con cuidado te acercas y le acaricias la cabeza, pero ella no despierta, y sólo el movimiento de sus orejas delata que ha notado nuestra presencia.
Seguimos caminando y llaman tu atención las margaritas plantadas en macetas, pero cuando tu mano se acerca peligrosamente a ellas, te detengo y te explico, arrodillada a tu lado, con palabras que aún no comprendes, por qué no debes arrancarlas. Me miras con los ojos muy abiertos (esos ojos que tanto recuerdan a los de tu Padre, pero que son a la vez tan distintos) y de pronto tu pequeño cuerpo se estremece con una risa pura y cristalina y te abalanzas sobre mí, aferrándote a mi cuello, en la primera muestra de afecto que me regalas consciente de quién soy.....La emoción es tan grande que no me permite hablar, me estremezco por entero y se me nubla la vista...me incorporo contigo todavía en brazos, abrazando tu calidez, aspirando tu aroma a inocencia y alegría, saboreando ese afecto que me ofreces, incondicional y puro y que se enrosca en mi garganta...entonces ves llegar a tu Madre y sin soltarme, entre risas, consigues que las dos sigamos caminando contigo por ese jardín en el que eres el Príncipe de los Duendes. Ella y yo nos miramos y sonreímos, y mientras siento tu pequeña mano llena de confianza dentro de la mía, le pregunto: "Hubo de verdad un tiempo en que no estaba con nosotros?" Y ella me responde: "También tú te haces la misma pregunta?"

Feliz cumpleaños, Pablo.

divendres, 22 de maig de 2009

Astenia inoportuna



A veces los días no pasan lo suficientemente rápido.
Hoy ya es viernes y acaba una semana, que al menos desde el punto de vista laboral, ha sido larga, muy larga...y la que viene también promete ser buena, porque repartiremos la campaña electoral...La campaña es voluntaria, y me he apuntado porque quiero y porque las vacaciones están a la vuelta de la esquina, pero no puedo evitar sentirme un poco fastidiada, porque este año, y justo cuando pensaba que me había librado, la astenia primaveral ha caído sobre mí. Los dos últimos años ha estado rondándome y había conseguido esquivarla....pero a la tercera va la vencida: canté victoria demasiado pronto, al fín y al cabo, aún estamos en mayo. Paso las mañanas (y mis mañanas son muy de mañana) en un estado cercano al sonambulismo, descentrada, con la mente difusa, cansada a más no poder (no importa cúanto duerma) y las gafas de sol no son lo suficientemente oscuras....un estado físico ideal para aumentar tu carga de trabajo...
Como contrapartida, después de varios meses de vivir a la espera, hemos oído las palabras que deseábamos escuchar y celebrado que Ellos llevan juntos 37+7 años; hemos recordado que hace 70 años Eduardo se sentó a escribir una carta a Elena; mi Niña me ha sorprendido una vez más ( y van...) desde la atalaya de sus seis años, la Noticia se ha hecho oficial en la familia y yo he retomado la Ambición...pero seguimos esperando...en ocasiones parece que la vida es monótona y otras no puedes seguir su ritmo.

dimarts, 19 de maig de 2009

Bienvenidos a la República Independiente de Aljucer


Este post está dedicado a Marco y María por el tiramisù y por pensar en mí como una cereza (pero de forma graciosa)...y especialmente porque María ha acertado en mi 25% y porque Marco forma parte del grupo de los Elegidos...
Ya os dije que Siempre cumplo mis promesas....

Nada más llegar el aire huele de manera diferente, quizá porque al otro lado de la casa los limoneros crecen salvajes....ideal para el granizado de limón de las tardes de verano...
El timbre no siempre funciona a la primera, y como la cancela es alta, no llego al picaporte del otro lado, pero si insisto, y aprieto más fuerte, suena, y pronto dos figuras queridas y alegres se recortan contra la puerta blanca....el amarillo lo inunda todo, luminoso, fresco, vital: los sofás, las paredes, las pequeñas flores pintadas en los azulejos de la cocina....me encanta la serenidad de esa casa y la tranquilidad de saber que también es la mía, que en el piso de arriba está "mi" habitación y que puedo colgar mi ropa en el armario, que en la pizarra de la cocina volveré a ver escrita la misma broma de siempre, que desde la terraza de la buhardilla
la sierra se recorta contra el cielo y el aire nítido, que a partir del mes de mayo desayunamos, comemos y cenamos en el porche, al sol y bajo la luna y que pronto el jazmín de la entrada florecerá y llenará el aire con su aroma inconfundible...
...Y porque no necesito excusas....

diumenge, 17 de maig de 2009

Lugares comunes


Todos tenemos lugares que nos traen buenos y malos recuerdos. Hace unos meses, añadí uno nuevo a la lista de los segundos, y como es un lugar que veo a diario, al principio me daba miedo caminar por él y nisiquiera me apoyaba en aquella barandilla...
El aspecto de aquel lugar ha sido el mismo durante muchos años, antes incluso de que para mí se convirtiera en habitual, pero cuando cambió para mí, ya estaba cambiando en sí mismo, por la acción del hombre. Poco a poco, durante los últimos meses, he sido testigo de la metamorfosis, pero aunque
el paisaje ha ido cambiando, los recuerdos no, y yo seguía sin transitar por allí...Durante meses he sido consciente de la paradoja que supone que "ese" lugar esté asociado a un mal recuerdo cuando cien metros más allá hay otro lleno de buenos, y que todos ellos esten entrelazados entre sí....poco a poco he ido superando el miedo a los recuerdos, porque el tiempo ha transcurrido, porque en el fondo siempre he sabido que todo había sido para mejor y porque yo misma he querido que así fuera...hace unos días me dí cuenta de la última fecha anotada en la libreta azul; comprendí que había llegado el momento de enfrentarme a los recuerdos y me acerqué a ese lugar sabiendo que no volvería a caminar por él sintiendo pena...los recuerdos siguen allí, pero no sus efectos y he vuelto a apoyarme en aquella barandilla, dispuesta a dotarla de nuevos Momentos....

dissabte, 16 de maig de 2009

La paradoja Keeler-Kirk II


...Quizá sí
existen excepciones a la inexorabilidad de Spock...


Negramaro - Nuvole e lenzuola

dijous, 14 de maig de 2009

Aquella noche....


Per a Elisabet, en record de "la nostra nit"


En el Mar de las Tinieblas

cuando el Sol se desvanezca,
al final del Viaje y del Tiempo,
una luz maravillosa invadirá
la mirada y el horizonte por todo el mundo,
y en el silencio brillará
la Isla de los Jardines

Pouran Ghaffarpour


Ya hace un año....cuántas cosas han pasado desde entonces!!!
Pero él nunca cambia, afortunadamente
.....



Più vedo te, più ascolto te, e più ti amo.
ogni parola che dici, t'amo un pò di più;
parole che sono per te sempre le stesse
ed io lo so che parlerai sempre così.
Più vedo te, più ascolto te, e più ti amo
ogni parola che dici, t'amo un pò di più.
Parole che sono per te sempre le stesse
ed io lo so che parlerai sempre così.

Più vedo te, più ascolto te, e più ti amo,
vivo perché tu mi lasci stare vicino a te,
perchè se tu mi dici di no, mi fai morire,
e tu lo sai, la vita sei per me.

E vedo te, e ascolto te, e t'amo sempre
ogni parola che dici t'amo sempre di più.
Parole che sono per me sempre diverse
quando sarà la voce tua che le dirà.

E vedo te, e ascolto te, sempre la stessa
vivo perché tu mi lasci stare vicino a te.
Perchè per me la vita mia non conta niente
è tutto qui quello che ho e lo do a te.

E non dirai, non dirai mai parole uguali
se parlerà la voce tua per me.
E non dirai, non dirai mai parole uguali
se parlerà la voce tua per me.

dimecres, 13 de maig de 2009

Neutralidad


Decir lo que sentimos,
sentir lo que decimos,

concordar las palabras con la mente
Séneca


Suelo decir que las palabras no son neutrales. Quizá sería más acertado decir que lo son por ellas mismas, pero nosotros las privamos de neutralidad: el tono, la expresión, el gesto, el contexto, cómo usamos las palabras las transforman...además, hay que tener en cuenta que también existen el lenguaje y el habla, y al hablar hacemos nuestras las palabras y las individualizamos...
Pero las palabras no sólo se pronuncian, se escriben, y al ponerse por escrito también dejan de ser neutrales....cuántas veces al escribir una carta la repetimos una y otra vez, luchando porque las palabras digan lo que queremos y en el tono justo, preocupados por si quien la recibe lee entre líneas algo que no hemos querido siquiera insinuar? O al contrario, deseando que la otra persona lea aquello que no nos atrevemos a poner por escrito?....
creo en la fuerza de la palabra escrita, en su poder, en el daño que puede causar y en la curación que nos puede brindar: si pones tus penas por escrito, racionalizas el dolor y se supera con mayor facilidad.....las palabras nos visten cuando escuchamos las que queremos oír y cuando quienes las pronuncian nos abandonan, quedamos desnudos .....
Yo tengo suerte porque tengo el doble de palabras: vivo y sueño en dos lenguas, y soy capaz de comunicarme, mejor o peor en otras dos.....de mis dos lenguas, una es mucho más visceral que la otra; hay ciertas cosas que me resulta más fácil decir en una lengua que en otra, hay gente con la que puedo comunicarme en ambas y otra con la que sólo puedo usar una, pues de lo contrario mi voz y lo que quiero expresar no suenan igual...mis dos lenguas, mi acento y mi forma de hablar me definen, incluso cuando viajo a mi Segunda Tierra y temporalmente adopto su acento, sus giros y sus expresiones......si la patria es una lengua, entonces yo tengo doble nacionalidad...

dimarts, 12 de maig de 2009

Piter y yo. Firenze I





Desde el interior del Palazzo Vecchio

En aquellos primeros días de planificación, había decidido ir a Firenze en tren desde Lucca, pero una vez allí cambié de opinión. Desde mi llegada a Lucca, el coche permanecía aparcado fuera del recinto amurallado, en un solitario párking al aire libre....el que me conoce sabe lo maniática que soy con él, (al fín y al cabo aún lo estoy pagando) y no extrañará a nadie comprender por qué decidí ir en coche hasta la capital de la Toscana, así que el día 9 madrugué, cargué las cámaras en mi bolso y me metí en el coche rumbo a Firenze.....Las conexiones entre Lucca y Firenze son magníficas, viajé por autostrada apenas sin tráfico, tranquilamente, disfrutando; me crucé en varias ocasiones con oficinas de información donde sabía que podía pagar aquel peaje que no había conseguido abonar en Pisa, pero no quise detenerme, ya habría otras oportunidades; al entrar en Firenze temí perderme, pero a pesar de algún que otro atasco en alguna rotonda muy concurrida, todo estaba bien señalizado, y fue fácil encontrar la estación de Santa Maria Novella, en cuyo aparcamiento pensaba dejar el coche....sin embargo, los alrededores de la estación estaban en obras y al desviarme me desorienté; mientras pensaba cómo dar la vuelta encontré otra indicación de párking y no lo dudé. Estacioné en el aparcamiento de la Fortezza da basso, una antigua fortaleza del siglo XV y una de las sedes de la feria de Firenze. Llevaba dos planos de la ciudad, y según ellos, la fortaleza no estaba lejos del centro caminando; en un rato estuve en la piazza San Marco, delante del convento y el museo del mismo nombre, que conserva gran parte de la obra de Fra Angelico y muy cerca de la Accademia y del Duomo di Santa Maria dei Fiori....Aquí comenzaron mis problemas: siento devoción total por Fra Angelico desde que en el colegio vi por primera vez una fotografía de la "Anunciación" que se conserva en el Prado. Sus cuadros me parecen no sólo una maravilla desde el punto de vista técnico, con el estilo gótico que ya anuncia el renacimiento, la perspectiva, el color, sino los más hermosos que he visto nunca, auténtica belleza. Cuando hice la lista de lugares que Quería visitar en Firenze, incluí el Museo de San Marco por delante incluso del Palazzo Pitti...mi idea había sido visitar Santa Maria Novella nada más llegar, aprovechando que iba a aparcar cerca, pero ya que no podía ser, San Marco era muy buena opción....sin embargo, había conseguido llegar pronto a Firenze y sabía que a pesar de todo ya habría colas en algunos monumentos y lugares que quería visitar, y hacía muy buen día como para meterme ya de buena mañana en un museo así que dejé atrás San Marco, dispuesta a regresar más tarde, y comencé a caminar por via Ricasoli hacia la piazza del Duomo....aunque he de confesar que me costó cerca de diez minutos convencerme de estar haciendo lo correcto....
Mientras caminaba, iba viendo fragmentos de lo que me esperaba al llegar a la plaza..resulta difícil explicarlo, aún hoy, cuando han pasado tantos meses...en primer lugar no sabes dónde mirar: la Catedral, su cúpula, el Campanile, el Baptisterio? Desearías desdoblarte para poder prestar atención a todo a la vez: si haces fotos, sientes que te pierdes algo, si no las haces, hay tantos detalles que quieres fijarte en todos...además, la plaza se queda pequeña, porque si retrocedes para contemplar mejor la fachada del Duomo, chocas con el Baptisterio a tus espaldas, y si caminas a un lado para contemplar mejor el Campanile, no ves la fachada de la Catedral....tardas unos minutos en centrarte y entonces decides por dónde comenzar...


Yo decidí contemplar primero el Duomo a placer....recuerdo que estaba de pie ante las escalinatas de acceso y me sentía abrumada por aquel enorme templo: todo él (así como Il Campanile y el Baptisterio) está decorado con mármol blanco, rojo y verde; la iglesia es de planta de cruz latina y aunque al igual que la cúpula de Brunelleschi es del siglo XV, la decoración de la fachada es del XIX; al utilizarse mármol de las mismas tonalidades, blanco, verde y rojo en todas las fases, el Duomo tiene cierta unidad, pero la verdad es que la fachada es algo recargada, aunque no por ello menos espectacular....



Sin embargo, mi vista se desviaba continuamente hacia Il Campanile, el Lirio de Firenze, el campanario exento de la catedral, planificado por Giotto y finalizado por Andrea Pisano y Francesco Talenti. Y es que el Lirio recoge todo lo que uno espera de una obra arquitectónica del Renacimiento: ligereza, belleza estética y técnica y elegancia....la cola para subir a la cúpula del Duomo ya era muy larga, pero desde el principio me había planteado no hacer colas "porquehayquesubir"....la cúpula de Brunelleschi (45 metros de diámetro y 100 de alto) con los frescos de Vasari es una de las pocas construcciones que pueden calificarse como perfectas en todo el mundo y hay un antes y un después de ella en la historia de la arquitectura, pero una vez subes, sólo contemplas la ciudad, y puestos a subir el campanario me atraía más.... así que di la vuelta a la Catedral y me encontré con que no había nadie haciendo cola, cosa que me resultó extraña hasta que comprendí que eran 85 metros y 414 escalones...pero aquella torre me llamaba, así que inicié el ascenso.



No fue difícil y además la torre está estructurada en tramos, la peor parte es la última, porque las escaleras son más estrechas y uno ya está bastante cansado.....pero merece la pena, porque las vistas que se tienen de la ciudad, del Duomo y de la cúpula son magníficas. Es desde el Campanario donde se aprecia la impresionante obra de arte e ingeniería que proyectó Brunelleschi: quien diga que los arbotantes no pueden ser hermosos es que no ha visto éstos. Y como no hay riesgo de caídas, porque las ventanas entre pisos son pequeñas y con rejas, te puedes permitir el lujo de mirar hacia abajo...



dissabte, 9 de maig de 2009

Kobayashi Maru


-Evaluación, Sr. Spock?
- Fascinante.....

- Si busco "trekkie" en la Wikipedia, sale tu foto...
Dave dixit


Advertencia a navegantes

Este es un post trekkie. No se desvelan detalles específicos ni la trama de la película Star Trek XI pero todo aquel que no quiera saber nada, ni una crítica ni una alabanza de la misma, debe abstenerse de leerlo. Aconsejo igualmente no leer ninguna crítica periodística: la mitad de los críticos no tienen ni idea de esta saga. Ve a verla con la mente abierta simplemente para disfrutar.
La autora asume que:
- es una trekkie y orgullosa de serlo
- no es neutral
- Spock es su personaje favorito...
Trekkies del mundo, uníos.



Ayer, por primera vez, ví una película de Star Trek en el cine. Hasta ahora, y a pesar de ser una fan confesa de la franquicia, no había visto ninguna, quizá porque hasta hace poco no iba al cine sola y porque cuando se estrenó la última, Star Trek. Némesis aún no conocía al único amigo que también padece de trekkismo aunque no en un grado tan avanzado como yo. Siempre he sabido que si las sensaciones en la pequeña pantalla me enganchaban como lo hacían, en el cine aún sería mejor, mucho mejor, y ayer disfruté mucho, muchísimo, hasta el extremo de emocionarme, viendo a la Enterprise surcar el Universo.
La película está muy bien hecha: el diseño (precioso), las infografías, la atención al detalle, la fotografía, la banda sonora....técnicamente, me parece estupenda. Otras películas tienen mejor argumento, pero en lo que a mí se refiere, más que una buena historia lo que buscaba era vivir esas sensaciones que hasta ahora no había disfrutado y sobre todo quería comprobar si los actores que interpretan a esos personajes míticos dan la talla. He de reconocer que me gustan todos los actores protagonistas y que mi principal preocupación, Zachary Quinto, que interpreta a Spock, me gusta mucho como tal. De hecho, tuve una ventaja sobre la gente con quien fui a verla, porque este actor ha interpretado un personaje terrible en una serie que todos ellos han visto completa, mientras yo no llegué a ver acabar la primera temporada, y lo relacionan tanto con aquel papel que no pueden verlo como Spock, mientras para mí, es un Spock muy válido.....un Spock algo diferente, porque es joven, con todo lo que ello supone, pero me gusta.....
La película está llena de guiños a los trekkies, situaciones de las que siempre se ha hablado en capítulos o otros filmes y que por primera vez se llevan a escena, frases míticas que se supone son pronunciadas por primera vez, referencias de pasada a personajes que aparecen en la línea temporal de Star Trek y que sólo un seguidor puede reconocer.....Pero no es sólo una película hecha para trekkies, está rodada para crear una nueva generación de seguidores, necesarios para que la saga continúe; la serie se creó en 1.966, siete años antes de que yo naciera,
llegué a ella más por la Nueva Generación que por la serie original y si no hubiera sido por aquella quizá no me hubiera convertido en trekkie, así que entiendo la importancia de crear nuevas tramas; no me gusta que se hayan tomado algunas licencias que no concuerdan con la línea argumental original que conozco bien después de años de seguir la franquicia, aunque ya les he encontrado "explicación", pero entiendo que son necesarias si como parece se van a rodar dos nuevas entregas porque así dejan las manos libres a director y guionistas....Creo que es mucho más importante que se haya respetado la idea-base que subyace en toda la saga y que es una de las cosas que más me gustan de ella: el mensaje de que es posible un futuro estable y pacífico, casi perfecto, en el que los humanos podremos convivir en paz entre nosotros y con los seres que (seguro) existen ahí fuera, las posibilidades ilimitadas que ello nos ofrece y el optimismo que Roddenberry impuso... Si a todo ello sumamos que la película tiene personajes jóvenes, atractivos y carismáticos, acción, humor y aventuras, en un ámbito futurista que a nadie puede dejar indiferente, se comprenderá que afirme que todo aquel que se acerque a verla sin saber nada del universo de Star Trek podrá engancharse facilmente.

Para terminar, y resolviendo la duda existencial de aquellos que se preguntan si fui a verla vestida de vulcana o con el uniforme de la Federación, diré que nunca me he disfrazado de ningún personaje y no pertenezco a ningún club de fans....de momento me conformo con el flequillo vulcano.



Pd1. Sabe alguien dónde pueden encontrarse las instancias de admisión a la Academia de la Federación?
Pd2. Sí, voy a volverla a ver...

dimecres, 6 de maig de 2009

Monday


"Lo ves? Hoy es tu día...ánda, quédate a cenar"

M. Pastor y E. Tébar


El lunes pasado, en la casa de paredes malvas, descubrimos que hay un día de la semana sólo para mí, y como no puedo negarme a ninguna petición de mis amigos, me quedé a cenar. Hoy, dentro de un par de horas, regresaré para encontrarme con el resto de amigos de la Universidad, aunque a excepción de dos de ellos que fueron mis profesores, nunca coincidí con ninguno en los pasillos ni en las aulas y nisiquiera pertenecen a mi promoción: en algunos casos ya me había licenciado cuando los conocí y ellos empezaban o estaban terminando, en otros nos conocimos mucho después, en el Departamento, mientras confabulábamos en el Seminario...si alguien me hubiera dicho en aquel entonces que hoy día esas personas aún formarían parte de mi vida y todo lo que he vivido (y aún me queda) con ellos, no podría creérmelo...pero con los años he aprendido que la Vida te espera agazapada tras cualquier esquina.
De todos ellos hay una persona a quien debo muchos encuentros y que ha sido, más que mi amiga, mi debilidad....recuerdo con nitidez aquel día en que nos presentaron en el Departamento: aún estábamos en el segundo piso, te acuerdas? tú sólo tenías 17 años y yo 23 y nada hacía presagiar lo importantes que llegaríamos a ser la una para la otra....y llegaron los Seminarios y pasaron, y yo iba y venía, y te licenciaste, y nos fuimos de viaje y conocimos a la familia de la Segunda Tierra, y llegó Nuestra Excavación, y la Vuestra, y la tarde en que me lo presentaste (pobrecito!) en el Bla Bla, y nuestras continuas sesiones para arreglar el mundo, y aquel día en que fuimos a la playa las tres juntas por primera vez y hasta hoy.....y la tarde en que tuve que leer en aquella iglesia y se me fue la voz.....y ahora esperamos junto a vosotros.
Quiero que sepas que me sentaría con vosotros tres (casi cuatro) en cualquier lugar del mundo sin otra cosa que hacer más que ver el Tiempo pasar. Y espero poder hacerlo durante muchos, muchos años....


dilluns, 4 de maig de 2009

Un jardín en el bolsillo


Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo
Proverbio árabe



La semana pasada pasé una tarde buscando un libro; lo encontré y de paso, varios más que hubiera querido comprar para mí...finalmente no lo hice porque en este momento tengo algunas cosillas pendientes que son más importantes....pero no importa, caerá. Por qué será que siempre que entro en una librería buscando un libro para otra persona, me pasa esto? No soy la única que tiene este problema, verdad?
Recuerdo perfectamente cúal fue el primer libro que leí. De hecho ya lo ojeaba cuando aún no sabía leer, porque estaba en la estantería más baja del mueble del comedor y por lo tanto a mi alcance
(con toda intención). Pero que nadie se asuste, no era una enciclopedia, (eso llegó después) era un libro infantil que se titulaba "¿De dónde venimos?" y explicaba exactamente eso....así que mis padres nunca tuvieron que recurrir a la historia de la cigüeña, ni a contarme la historia de las abejitas y las flores.....Con el paso del tiempo, ese libro se perdió pero hace unos años lo encontré de casualidad (parece ser que se reedita continuamente) y lo volví a comprar.....no se me ha olvidado de dónde vienen los niños, pero tengo una sobrina y otr@ en camino, y hay que estar preparado....
Desde entonces y hasta hoy no sé cúantos libros habré leído, pero eso me da igual , no los cuento; hay personas que sí lo hacen, como si la cantidad fuera más importante que la calidad, sin advertir que a veces es más importante lo que te aporta un sólo libro que los que aprendes de cinco....porque al fín y al cabo, no todos los libros nos marcan igual y hay un momento para cada libro....
Un viejo proverbio dice que el amigo, la mujer o el hombre y el libro que cambiaran tu vida llegarán a tí de repente. Es una gran verdad, en todo, pero sigamos hablando de libros..... Un buen día alguien te presta uno, o lo encuentras entre las estanterías de la biblioteca pública, o entre los libros de tu casa, o en la de unos amigos que te lo regalan sin dudar, o oyes a alguien comentarlo de pasada o siempre has oído hablar de él y un buen día por fín lo lees. Y de pronto no puedes entender cómo has vivido hasta hoy sin haberlo leído. Pero del mismo modo que los libros pueden llegar a tí, también puedes perderlos para siempre, físicamente, cuando los prestas y no te los devuelven o cuando como en El Bazar de las Sorpresas es la señal para que alguien te reconozca y aunque la cita sea desastrosa acabáis intercambiando vuestros libros y tú sientes que se te va parte del alma detrás del tuyo.....y espiritualmente, cuando lo relees y ha perdido aquella magia que poseía la primera vez: no es culpa suya, es sólo que tú eres distinto. Pero esas son las menos de las ocasiones: uno de los grandes placeres de la lectura es la relectura, recuperar un libro cada cierto tiempo y volverlo a leer....en ocasiones, no muchas, la relectura produce nuevas sensaciones, otras, sencillamente, rejuvenece las que ya nos había provocado.
Y qué decir de esos libros que no son nuestros, que son especiales pero aún así preferimos no poseer? Suena extraño, pero a mí me sucede: hay varios libros que me encantan pero prefiero no tener, porque para poder releerlos, he de ir a por ellos a la biblioteca, no están a mi alcance con sólo ir a mi habitación: el placer de releerlos viene dado además por la no propiedad de los mismos.....

Los libros pueden ser un preciado objeto del Deseo...y las sensaciones que provocan no sólo se producen al leerlos, sino al contemplarlos, alineados en la librería, cuando vemos uno que poseemos y apreciamos y sonreímos de cierta manera al reconocerlo, conocedores de la magia que oculta, cuando acariciamos la portada, cuando el lomo se desencuaderna y nos duele ver que se está estropeando, cuando olemos sus páginas, cuando esperamos mucho de la lectura de uno de ellos y nos da miedo empezarlo por si nos decepciona....son como el Amor, aunque menos peligrosos.

La fotografía procede de internet

dissabte, 2 de maig de 2009

...y reencontrados


....Éste es uno de esos recuerdos que merece ser recuperado de la memoria profunda (utilizo tu expresión con tu permiso, G.) No sabía que lo había
perdido hasta que el Constructor de Argo me lo recordó. Por cierto, no sabes lo que me ha costado aguantarme hasta poder publicarlo hoy. Disfrútalo.





Alguien más lo ha leído?