divendres, 22 de maig de 2015

Disaster is coming


...O como los terremotos.


Tú vives tan tranquila. Eres consciente de que el tuyo es un territorio con tendencia a los seísmos, pero desde el último, que dejó la escala de Richter obsoleta, sólo son pequeños temblores, que no ponen en peligro las paredes de tu casa. Además te has provisto de un seguro que cubre los daños causados por fenómenos naturales.

Hasta que un día, entras en una habitación y notas una vibración y oyes crujir las estanterías.....pero no te lo crees, a estas alturas....una semana más tarde, sientes una réplica y esta vez, no sólo oyes crujidos, sino que el suelo tiembla ligeramente; unos días después los temblores cesan y crees que sólo ha sido tu imaginación, pero sólo 24 horas más tarde, notas un temblor tan fuerte que te sacude por dentro...ya no te fías de tus sentidos, redescubres esa sensación de que no te llegue la camisa al cuerpo y empiezas a notar que ya no tienes miedo, tienes pavor, pero sonríes demasiado: desde cuándo te parecen tan divertidos los seísmos?

Y otra cosa, renovaste el seguro?
Pues prepárate, querida, porque parece que ha llegado The Big One.






dilluns, 18 de maig de 2015

diumenge, 10 de maig de 2015

Les no-senyals / Las no-señales


Sempre m´han interessat les senyals, el destí, l´atzar i el lliure albir, i aquests temes han influenciat aquest blog, (reflex virtual de les pròpies obsessions de l´autora, que té moltes altres fílies i fòbies que no ha desenvolupat ací adequadament, potser perquè la vida diària, els pensaments paral·lels, la vida no-sentimental i els viatges, abans molt més que ara, han ocupat gran part dels posts publicats). En els últims mesos, torne a preguntar-me per l´efecte d´eixes forces, perquè una vegada a la setmana tire dos daus de sis damunt d´una taula i les tirades porten al meu avatar pel Regne de la Flor Salvatge; he descobert com em molesta dependre de les possibilitats matemàtiques d´una bona tirada, la qual cosa em reforça en l´opinió de que l´atzar (davant el qual estàs indefens) i el destí segellat (front al que no importa les decisions que prengues) no són bons companys; deixar en mans de l´atzar una cosa tan important com l´esdevenir em sembla mala política, i la idea de destí no és atractiva si no va acompanyada d´un Destí amb majúscules, per això sempre he preferit el lliure albir, que em dóna l´oportunitat d´equivocar-me "perquèvull" i ser la responsable última dels fracassos i els èxits. 

Però aleshores no hauria de creure en les senyals, que són les marques que anem trobant i anuncien alguna cosa que només descobrirem a posteriori, i per tant "senyals" d´un futur ja escrit.

El que passa és que no estic preparada per renunciar a les senyals i a les no-senyals....



                                                     

Siempre me han interesado las señales, el destino, el azar y el libre albedrío, y esos temas han influído en este blog, (reflejo virtual de las propias obsesiones de la autora, que tiene otras muchas filias y fobias que no ha desarrollado aquí adecuadamente, quizá porque la vida diaria, los pensamientos paralelos, la vida no-sentimental y los viajes, antes mucho más que ahora, han ocupado gran parte de los posts publicados). En los últimos meses, vuelvo a preguntarme por el efecto de esas fuerzas, porque una vez a la semana tiro dos dados de seis sobre una mesa y las tiradas llevan a mi avatar por el Reino de la Flor Salvaje; he descubierto cómo me molesta depender de las posibilidades matemáticas de una buena tirada, lo cual me refuerza en la opinión de que el azar (ante el que estás indefenso) y el destino sellado (ante en el que no importa las decisiones que tomes) no son buenos compañeros; dejar en manos del azar algo tan importante como el devenir me parece mala política, y la idea de destino no es atractiva si no va acompañada de un Destino con mayúsculas, por eso siempre he preferido el libre albedrío, que me da la oportunidad de equivocarme "porquequiero" y ser la responsable última de los fracasos y los éxitos. 

Pero entonces no debería creer en la señales, que son las marcas que encontramos y anuncian algo que sólo descubriremos a posteriori, y por tanto,"señales" de un futuro ya escrito.


Lo malo es que no estoy preparada para renunciar a las señales y a las no-señales....