dilluns, 31 de desembre de 2007

El último día

Hoy se acaba 2.007 y tengo una extraña sensación: éste ha sido un año bueno para mí, y no puedo evitar sentir un poco de preocupación por el que va a venir. Sé que van a suceder algunas cosas porque ya se están gestando (nunca mejor dicho) pero hay otros aspectos que están en tinieblas y no puedo evitar sentir esta inquietud. Y sin embargo recuerdo que empecé el 2.007 con el ánimo algo bajo y luego me ha ido bien, así que....
He vivido el 2.007 muy al día, sin hacer planes a largo plazo; he tenido suerte y he hecho cosas que no tenía planeadas ni mucho menos podía imaginar. Y no se trata sólo de cosas que he hecho, sino de las que han hecho por mí, que a fín de cuentas son las que importan, marcan y quedan en el recuerdo. No suelo hacer balance cuando llega Fin de Año, y tampoco me pongo metas para el siguiente, aunque para el año próximo tengo al menos una, pero reconozco que el 2.007 ha sido generoso conmigo y sólo espero que el 2.008 sea como poco tan bueno como su hermano mayor: como se suele decir "que lo mejor del ´07 sea lo peor del ´08".
Eso es lo que deseo a todos los que me leéis, que tengáis un maravilloso 2.008, que se cumplan todos vuestros objetivos y anhelos más íntimos, que tengáis suerte, salud y amor.
Pasadlo bien, cuidado con las uvas y el cava (mañana pasaré lista) y recordad, primero suenan los cuartos.
Besos a todos.

(La ilustración procede de internet)

diumenge, 23 de desembre de 2007

....i gràcies.








Y sobre todo,
para todos vosotros, los de siempre,
que habéis estado a mi lado un año más
,
y los recién llegados, gracias por llegar a mi vida.
Y aunque suene un poco típico, no importa:
Os deseo Felices Fiestas y un maravilloso 2.008
Y no lo olvidéis:
Lo mejor aún está por llegar

dissabte, 22 de desembre de 2007

Bon Nadal


Para los que disfrutan de estas fiestas.
Para los que las sufren en silencio.
Para los que tienen vacaciones.
Para los que trabajan.
Para los creyentes.
Para los agnósticos.
Para los ateos.
Para los que la han convertido en laica.
Para aquellos pueblos a
quienes la Navidad ni les va, ni les viene (feliz Hannukah, feliz Ramadán).
Para los que opinan que ya no son lo mismo que en la infancia.
Para los que las viven como niños....porque aún son como niños.
Para los que llaman por teléfono.
Para los que envían un sms.
Para los que envían postales.
Para los carteros que las reparten.
Para los que no aguantan el tráfico en fiestas, pero no renuncian al coche.
Para los que disfrutan de las calles iluminadas.
Para los que creen que son un gasto inútil de energía.
Para los que siempre ponen el árbol, porque si no, no lo hace nadie.
Para los que rompen las bolas más antiguas y bonitas.
Para los que montan el belén...a base de bien.
Para los que gustan de los villancicos.
Para los que los odian.

Para los que se hinchan a gambas y turrón.
Para los que no pueden decidirse por el Panettone o el Pandoro.
Para los alérgicos al marisco, las almendras y las poinsettias.
Para los que esperan a Papá Noel.
Para los que esperan a los Reyes Magos.
Para los que golpean el Tiò.
Para los que esperan a la Brujita Beffana.
Para los que se disfrazan de Papá Noel......aunque opinan que es un símbolo imperialista.
Para los que se disfrazan de Reyes Magos.......aunque son republicanos.
Para el cuarto Rey, del que nadie se acuerda.
Para los que se portaron bien.
Para los que se portaron mal.....picarones.
Para los que te desean Felices Fiestas aunque no te conozcan.
Para los que se quedan toda la Noche de Reyes montando el barco pirata de Playmobil, y luego el loco bajito no le hace caso.
Para los tienen que explicar a los niños que el 7 no es fiesta, y no pueden quedarse en casa a jugar con los regalos.

Para los que nunca saldrán de pobres aunque jueguen todos los sorteos.
Para los que dicen que sólo es Navidad porque lo es en El Corte Inglés.
Para los que esperan las rebajas.
Para los que no saben qué regalar.
Para los que aciertan el regalo perfecto.
Para los que no, pero lo hacen con el corazón.
Para los que pasan las fiestas fuera pero vuelven.
Para los amigos invisibles.
Para los que están aquí.
Para los que están fuera de aquí.
Para los que ya sólo viven dentro de nosotros.
Para los que se comen las 12 uvas, pero nunca ven cumplidos sus deseos.
Para los que nunca, nunca, han conseguido acabarlas a tiempo.
Para las que sufren el frío de N
ochevieja: antes muerta que sencilla.
Para los que no beben y se ofrecen a conducir en fin de año.
Para los que el dia 1 desearían no haber tomado la última......

dilluns, 17 de desembre de 2007

Eye in the Sky


Don't think sorry's easily said

Don't try turning tables instead

You've taken lots of chances before

But I ain't gonna give any more
Don't ask me
That's how it goes
'Cause part of me knows what you're thinking...
Don't say words you're gonna regret
Don't let the fire rush to your head
I've heard the accusation before
And I ain't gonna take any more
Believe me
The sun in your eyes
Made some of the lies worth believing

I am the eye in the sky
Looking at you
I can read your mind
I am the maker of rules
Dealing with fools
I can cheat you blind
And I don't need to see any more
To know that I can read your mind, I can read your mind

Don't leave false illusions behind
Don't cry 'cause I ain't changing my mind
So find another fool like before
'Cause I ain't gonna live anymore believing
Some of the lies while all of the signs are deceiving

(La ilustración procede de internet)

dissabte, 15 de desembre de 2007

Epílogo turinés

Hay una leyenda urbana que afirma que los italianos conducen rápido. Ciertamente lo hacen, (he viajado en coche con dos conductores de distinta generación y debe ser algo que se hereda) pero no más que nosotros, no más que yo. Y también hablan rápido (si hablan despacio se entiende todo, de lo contrario no), pero de nuevo, no más rápido ni más alto que nosotros, no más que yo.
Uno de los recuerdos que me he traído de Turín es un cómic de Dylan Dog. Es un personaje inglés pero que habla en italiano y vive en el Londres contemporáneo, ex-policía y detective de lo sobrenatural, con un ayudante idéntico hasta en el nombre a Groucho Marx, una vida complicada, atormentada y un aire inconfundible a Rupert Everett; el personaje se creó primero, pero su rostro se inspira en el de Everett....me gusta Dylan Dog, su ironía, su aire de perdedor y el estilo de su dibujo.
En Turín los horarios de las comidas son plenamente centroeuropeos; pensaba antes de llegar allí, que en esto los italianos serían como nosotros, pero al menos en el norte no: comen sobre las 12.30-13.00 y cenan pronto....y yo salí de aquí acostumbrada a comer a las 15.00 y cenar a las 22.00.
Turín dispone de autobuses, metro y tranvías. En los autobuses de Turín se puede entrar por las puertas delanteras o por las traseras. No se venden billetes individuales; los “bonobuses” son billetes en línea troquelados, se compran en los estancos y cada billete da derecho a hacer trasbordo gratuito. El conductor va encerrado en su garita y sólo se ocupa de conducir. Y queda a la conciencia de cada uno cancelar el billete o no al subir. Eso sí, los inspectores no van de uniforme.....
Turín es famosa por su chocolate, y la casa Ferrero tiene su sede en Piemonte....sí, el Ferrero Rocher. El gusto especial del chocolate piemontés viene dado por las avellanas....allí se come Nutella, no Nocilla.
Los caramelos Leone son muy famosos; la casa se fundó en Turín en 1857. Su especialidad son las pastiglie Leone, pastillas duras pero que se disuelven en la boca, de muchos sabores; las hay en cajas de cartón y de metal: éstas son muy variadas y las hay preciosas. Yo compré las de flor del naranjo y las de canela. También tienen caramelos normales, de fresa, de naranja, de pera, de limón, y de algunos sabores que aún no he conseguido descifrar: pesca? ribes?
Traté de memorizar las distintas policías italianas, pero la clasificación es diferente a la española. Lo que me quedó claro es que los vigili, el equivalente a nuestra policía local, no son los más queridos por allí, quizá porque se ocupan del tráfico y de vigilar que se cumplan las restricciones circulatorias, así que son los que multan......Por supuesto, vi carabinieri...
Turín tiene dos ríos, El Po y la Dora, y como indican sus artículos, uno es un río "masculino" y el otro es "femenino".
El último día en Turín Davide y yo nos sentamos en la terraza de un café (el Garibaldi, cerca de
piazza Castello), y disfrutamos de un momento plenamente turinés. Los cafés de Turín poseen gran encanto, algunos son sencillos y otros mucho más sofisticados y recargados, como testimonios de otras épocas; me detuve muchas veces en la puerta de alguno sólo para curiosear. El nuestro tenía sillas y mesas de metal en la puerta bajo sombrillas, dentro, una estancia grande con el buffet y el mostrador, y al fondo, en una habitación más recogida, el resto de las mesas. Allí te sirven el café y un vasito de agua (con gas)...me encantó aquel pequeño café y su dueño, que cuando fuimos a pagar, se lamentaba de que las únicas cartas que recibía eran del banco.....
Y sí, comí pizza y pasta. En concreto, probé los agnolotti (parecidos a los raviolis pero de borde redondo y originarios del Piemonte), las orechiette (“orejitas”), la lasagna de la madre de Davide (no tengo palabras), una pizza de pera y Gorgonzola, varios tipos de queso, sorbetes, vinos y licores (grappa)....al fín y al cabo la comida también es cultura no?
Y para terminar.......
En la explanada del Faro della Vittoria, en el Monte della Maddalena, había cadenas para evitar caídas, y enganchadas a ellas, candados, de todos los tamaños. Me pareció extraño, (era un sitio raro para enganchar una bici) y me acerqué a observarlos....tenían nombres escritos, y en ocasiones corazones dibujados: eran pequeñas declaraciones de amor, menos agresivas que dañar la corteza de un árbol y más duraderas. En algunas sólo ponía los nombres pero en otras constaban varias fechas, compromisos renovados año tras año....me pareció tan romántico....

(La ilustración de Dylan Dog procede de internet)