dimarts, 30 de juny de 2009

Flores raras



El verano se ha instalado firmemente entre nosotros...por fín.....
Me encanta el verano, soy "de verano" por nacimiento y elección, creo que si hubiera nacido en Diciembre seguirá siendo mi estación....
Todo me gusta de él, la luz, los días largos, las flores raras que florecen, la ropa ligera, andar descalza por casa, el agua fría en la ducha, los helados, los planes inesperados, que parezca que hay más posibilidades que el resto del año para todo....me gusta incluso ese calor húmedo, a veces insoportable, que te aplasta en las horas centrales del día, que casi no te deja trabajar y a veces no te deja dormir, que pega el flequillo a la frente y la ropa al cuerpo, que hace que la mandra se apodere de tí, pero que te permite ir a la playa para tomar baños de mar y sol y de noche para tomar baños de luna, y que te ofrece esos atardeceres perezosos en los que tan a gusto se está tomando limón granizado en una terraza....
Hoy, he dado mi bienvenida personal al verano cortándome el pelo, que ya me molestaba y rozaba el cuello de la camisa del uniforme; no he renunciado al flequillo ni a los rizos y tampoco he regresado a mi época a lo garçon como algunos se temían (por qué esa manía masculina de querer que las mujeres llevemos el pelo largo o no demasiado corto?) pero era necesario un cambio, porque en la calle San Pío X, en la acera de los pares altos, la palabra Verano cobra un nuevo sentido....

diumenge, 28 de juny de 2009

Cimeria


Para el admirador de Conan el Bárbaro...Gracias!

El día muere más lentamente cuando esperas la llegada de la noche en la playa....
El cielo se vuelve naranja, rosa, malva, violeta, (como el camino marcado en tu plano), añil, por fín se funde en negro...la arena está fría y la sientes de manera diferente, el fuego de las antorchas da un aire mágico al ambiente: por una vez no es culpa de la Luna, que no está llena pero es testigo mudo....Allá a lo lejos distingues el castillo de Santa Bárbara y los fuegos artificiales, la música suena de fondo, te rodea mucha gente, muchos sois desconocidos los unos para los otros, pero a veces no hace falta haberle visto antes para conocer a alguien aunque sólo sea un poco y es más fácil conversar....las estrellas, lejos de las luces de la ciudad, se multiplican en el firmamento...La Estrella de la Tarde hace rato que ha hecho acto de presencia....es cierto, en noches así parece que pueda plegarse el espacio...Te alegras de que te hayan invitado y aún más de haber aceptado la invitación...

Cúal era tu pregunta?
Sí, he sido feliz!

dimarts, 23 de juny de 2009

Dune II


El éxito de Dune llevó al rodaje de la película del mismo nombre que dirigió David Lynch en 1984, aunque en principio el proyecto había sido encomendado a Alejandro Jodorowsky. La película, como es lógico, no puede recoger todos los pormenores del libro, pero aún así consiguió aunar los elementos principales....ví la película por primera vez hace muchos años, una noche, en el UHF cuando no existía La 2, y creo que tuve suerte de verla antes de leer el libro y me explico. Puesto que es, por necesidades de guión y de tiempo, más sencilla en la trama que el libro, cuando lees éste la riqueza de detalles te atrapa y lo hace aún más interesante, es más es necesario leerlo dos veces (o más) para apreciarlo mejor....y lo mismo sucede con la película, gana cada vez que la ves, porque parece que siempre tiene algo nuevo que ofrecer.
No me gusta juzgar las películas por los libros en que están basadas porque entiendo que son dos cosas completamente diferentes: al fín y al cabo al ponerla en imágenes lo que vemos es la visión que el director o guionistas tienen del libro....y ello puede condicionarte como lector, porque cuando lees el libro, los personajes tienen el rostro de los actores que los interpretaron; pero lo he leído muchas veces, y para mí tienen ya su propia cara, la que yo imagino.
En el film, hay un cierto aire decimonónico que no ví en el libro: los interiores, los uniformes, los trajes, (sobre todo los de Lady Jessica), tienen un aire victoriano...me gusta esa contradicción, el futuro anticuado, porque redunda en la idea del futuro avanzado pero lastrado por sus tabús que aparece en el libro. La película es más oscura que el libro, y esa oscuridad, tan propia de Lynch y sus fantasmas, me perturba, sobre todo en el caso de los Harkonnen; me compensa, sin embargo, las maravillosas imágenes del desierto que aparecen (soy una enamorada del desierto); su fuerza se ve acentuada con la música de la película, cuya banda sonora es de Toto aunque el tema de la profecía, que reproduzco aquí, es de Brian Eno...puedo asegurar que el desierto suena así:



En fín, se trata de una de mis películas preferidas, y ahora además ya la tengo en DVD, en versión normal y extendida.....hacía tiempo que quería comprarla pero siempre había algo más importante. La semana antes de irme a Londres supe que cierto periódico la entregaba con la edición del domingo y la encargué....la he vuelto a ver después de bastante tiempo y sigue siendo fantástica....

En cuanto a las deudas, bien, la verdad es que Dune ha inspirado en parte mi propia saga y me refiero a los post de Piter y yo....a poco de empezar a planear el viaje de vacaciones del año pasado, publiqué un post diciendo que el Plan, como diría Piter de Vries, iba tomando forma.....en la novela y en la película hay un personaje ligado a la Casa Harkonnen, el mentat Piter de Vries, que elabora un Plan.....yo encontré cierto paralelismo, los dos habíamos elaborado un Plan y elegí ese nombre para el primer post de una saga que no sabía iba a ser tan prolongada en el tiempo. Mucha gente creía que realmente me iba de vacaciones con un tal Piter, y tuve que sacarlos de su error, pero cierto día en que enseñaba el mapa a Estíbaliz y Elisabet para obtener una opinión imparcial sobre la ruta a seguir, esta última exclamó al verlo "Mira, si es Piter !"...y mi mapa de carreteras quedó oficialmente bautizado como Piter: efectivamente, Piter y yo nos ibamos de vacaciones....posteriormente, aún compré un plano de mayor escala y lo bautizamos Vladimir, por el barón Harkonnen....si me llego a llevar un GPS, le hubiera llamado Reverenda Madre....

Este año, también existe un Plan; no he hablado de él,
aunque ni ella ni yo hemos sido muy discretas, porque temo ponerme pesada y porque aún no he terminado de contar el viaje del año pasado, pero creo que ha llegado el momento de hacerlo oficial ...el Plan ya está casi terminado, tenemos los billetes y las reservas; Elisabet y yo nos vamos a Italia, aunque sólo pasaremos juntas unos pocos días en la Toscana. Pero este año, aunque nos vamos con Piter es el año de Ulises....

diumenge, 21 de juny de 2009

Dune I


Advierto al lector que a continuación de estas líneas trato de las bases del universo donde se desarrolla la historia de Dune; creo que es lo suficientemente conocida, por la novela o por sus adaptaciones al cine y la televisión como para poder hablar de ella con tranquilidad, sin embargo, sé lo que es "oír" sin querer algo de un libro o una película que te interesa y llevo una semana cerrando los oídos a toda referencia al último de Larsson....
Espero que para aquel que no conozca Dune, leer lo que sigue le lleve a interesarse por el libro y no digo nada que estropee la emoción de su lectura, al contrario, creo que la facilitará. En lo que refiere al argumento propio de Dune, que trato en segundo lugar, sólo comento aquello que puede leerse en la contraportada de los libros...

Ha llegado el momento de pagar ciertas deudas.....lo he estado retrasando pero hoy, por fín, voy a hablar de Dune....Puesto que de nuevo (y van...) este será un post largo, he decidido dividirlo en dos, primero hablaré del libro y posteriormente de la película y de las deudas a saldar.

Dune es, ante todo, una novela de Frank Herbert publicada en 1.965 y que constituyó todo un hito en su día ganando el Premio Hugo, el más importante de la ciencia-ficción. Herbert escribió posteriormente varios libros más continuando con la saga: Mesías de Dune, Hijos de Dune, Dios Emperador de Dune, Herejes de Dune y Casa Capitular Dune...Desde hace unos años, ya fallecido Herbert, su hijo Brian y Kevin J. Anderson han continuado la saga publicando los libros que cuentan la historia precedente, lo que se ha dado en llamar precuelas, así como los que la continuarían tras Casa Capitular....pero de todos estos sólo he leído uno y no me interesan en demasía. La saga original y concretamente los dos primeros, son mis favoritos....

Dune transcurre en el futuro, en un Universo de estructura feudal, gobernado por un Emperador que
sin embargo debe rendir cuentas a un grupo de Casas nobiliarias organizado en un consejo llamado Landsraad. La estructura económica del Imperio está organizada en la CHOAM, controlada por el Emperador y las Grandes Casas. Varios siglos atrás, las máquinas pensantes creadas para servir a los humanos se rebelaron contra ellos y los esclavizaron; cuando los humanos las destruyeron, se estableció la prohibición de crear o servirse de este tipo de máquinas; como consecuencia se desarrollaron varias escuelas que permitían a sus miembros desarrollar esas habilidades que ya no podían obtenerse de la tecnología: los Mentat son analistas de datos y "computadoras humanas"; los doctores Suk están condicionados para no poder incumplir su Juramento Hipocrático y por tanto son dignos de toda confianza; la Bene Gesserit es una escuela femenina cuyo principal objetivo es la mejora de la raza humana mediante un preciso plan de selección genética para cuya consecución utilizan la política y sus estrategias; las hermanas siguen un estricto entrenamiento que las capacita para desarrollar ciertos poderes y habilidades y están infiltradas en todos los niveles del Imperio, sólo confían en sí mismas y sólo son leales a su propia Hermandad; los viajes espaciales están monopolizados por la Cofradía Espacial, ya que sus miembros, adiestrados en matemáticas, pueden "plegar" el espacio, "ver" el futuro y trazar la ruta más segura....esta capacidad les viene dada por el consumo de la especia Melange, la sustancia más preciada de toda la galaxia, que sólo se encuentra en un planeta, Arrakis, también llamado Dune. Nadie sabe exactamente cómo se produce la especia, no ha podido ser sintetizada artificialmente y por ser escasa es tan valiosa......en realidad todo el Universo gira en torno a la especia, y quien controla la especia controla el Universo: los miembros de la Cofradía la necesitan para entrar en trance y "plegar" el espacio, la Bene Gesserit usa el Agua de Vida, relacionada con la especia, en el proceso que permite a una acólita convertirse en una Reverenda Madre, el rango superior dentro de la Hermandad, ya que el Agua es venenosa, pero si está lo bastante preparada, la candidata puede neutralizarla en su interior y despertar el Recuerdo de todas su antepasadas femeninas, las Otras Memorias.....en definitiva, sin especia no hay viajes, sin viajes no hay comercio, sin comercio no hay Imperio, sin Imperio no hay control sobre la minería de especia....es un círculo vicioso.

Al inicio de Dune, el emperador Shaddam IV da orden a la casa de Atreides para que abandone su planeta sede, Caladan, y se traslade con todos sus efectivos a Arrakis, el planeta del Desierto, que deberá gobernar sustituyendo a sus enemigos desde hace generaciones, los Harkonnen. Dado que la minería de especia es fundamental y aumentará su poder dentro del Landsraad, el jefe de la Casa, el duque Leto, viaja a Arrakis en compañía de su concubina Bene Gesserit, Lady Jessica, y su hijo, el joven Paul Atreides. En Dune aguardan los Fremen, el pueblo oriundo del planeta, esquivos y misteriosos, capaces de cabalgar los monstruosos gusanos de la arena, que habitan en el más que inhóspito desierto, cuya civilización es un misterio, y que esperan la llegada del Lisan al-Gaib, el Mesías que los liberará por medio de la Yihad, la Guerra Santa y convertirá Arrakis en un vergel....

No es fácil acostumbrarse al Universo de Dune; son muchos los personajes, las escuelas, las maniobras políticas, los planes dentro de los planes...pero es fascinante. Personalmente, lo que más me gusta es el hecho de tratar de una sociedad avanzada en el futuro pero que está lastrada por toda una serie de tabús religiosos que no le permiten avanzar
. Herbert utiliza muchos términos religiosos y cargados de simbolismo pero es un libro de ciencia-ficción que no habla de tecnología, nisiquiera de la poca que la civilización de Dune se permite utilizar: se centra en la política, la ecología, la religión y la Humanidad. Las manipulaciones políticas y alianzas de las Grandes Casas condicionan a veces de por vida a algunos personajes que no pueden elegir su propio destino....Herbert dedicó la novela a los "ecólogos de las tierras áridas": Arrakis es un planeta inventado con todo detalle, un ecosistema complejo, y quienes lo habitan, los Fremen, han llegado a un compromiso, adaptándose a él; el factor religioso y la manipulación religiosa son básicos: los Fremen esperan a su Mesías, las Reverendas Madres son ateas pero buscan, mediante su plan de selección genética, el nacimiento del Kwisatz Haderach, el Ser Superior, el varón Bene Gesserit que será capaz de superar la ordalía de la especia y despertar los recuerdos masculinos y femeninos (las Memorias Masculinas estan vedadas a las Reverendas Madres), que unirá el Tiempo y el Espacio, poseerá el don de la Prescencia, (es decir, podrá ver el futuro) y a quien esperar controlar. La religión es un arma que toma forma sobre todo en la Panoplia Propheticus de las Bene Gesserit, un conjunto de supersticiones implantadas en las sociedades primitivas durante centenares de años por la Missionaria Protectiva de la Orden y que permiten el control social mediante la religión. Estas supersticiones puede dejarse latentes en una sociedad y "reactivarse" cuando sean necesarias.....En mi opinión, sólo la Escuela Bene Gesserit merece un libro completo.
En Dune, la Humanidad está en vísperas de un cambio para el que se ha ido preparando desde hace siglos, y todo el Universo vive en situación de inminencia....


dimarts, 16 de juny de 2009

Please,mind the gap between the train and the platform *

Para Davide,
por invitarme,
por insistir,
por aguantarme,
por salir aquel domingo a buscar The Mail on Sunday,
por rescatarme en el British

y por la amistad.




Desde hace algunos meses, el ratón del ordenador se mueve sobre la alfombrilla que reproduce el mapa de las líneas de metro de Londres. Cuando me la regalaste, me pareció que aquel que consiguiera transitar por semejante pesadilla sin perderse, debería recibir un premio. Hoy, creo que me lo merezco yo......pero no podría haberlo hecho sin tí.

Me ha encantado Londres.
Me marché agobiada por la idea de la gran ciudad, (ya dije que las metrópolis y yo nos llevamos mal), llena de gente por todas partes, con tantas cosas que ver que resultaba difícil elegir a pesar de tener mucho tiempo y alguien que sabría moverse por allí....pero sobre todo estaba muy cansada y un tanto apática...aún así y desde luego, me marché....



Parliament Houses

He visitado todo lo que quería ver; algunos monumentos no he podido verlos por dentro, pero tampoco me ha importado demasiado, otras cosas me han compensado. Visité Westminster Bridge, el Parlamento y el Big Ben, la Abadía y su vecina St.Margaret por dentro (la capilla de Enrique VII es una maravilla), pero no St. Paul y tampoco subí al London Eye; estuvimos en Piccadilly, en Chinatown, en Soho, en Knightsbridge.... sólo ví la Torre por fuera, pero la misma tarde recorrimos la ribera del río desde Tower Bridge hasta Millennium Bridge y ví entre otras cosas el nuevo City Hall, la catedral de Southwark y The Globe, el teatro reconstruido donde Shakespeare trabajó; recorrimos Whitehall hasta Trafalgar Square y paseamos por St. James´s Park y Green Park y por delante de Buckingham Palace: no ví el cambio de la Guardia pero sí abrirse y cerrarse el Tower Bridge y lo grabé; ví todos los teatros con espectáculos musicales en Shaftesbury Avenue, tuve un momento mitómano (el segundo, la visita a la estación de King´s Cross, tendrá que esperar; sí estuve en las estaciones de Victoria, Tower Bridge y Waterloo).....fui a un par de pubs típicos y a otro par que no lo eran tanto donde la hora feliz era de 17 a 20 h (!)...no visité ningún mercadillo....fui sola desde Londres a Greenwich (ya había ido acompañada una vez) y aprendí a moverme en bus y en metro....me dejo muchas cosas, seguro, pero renuncio a contar todo esto con detalle para poder concretar aquello que más he disfrutado.



Trafalgar Square desde la National.



Tower Bridge



St.Paul



Millennium Bridge

He visitado tres museos; sólo planeaba visitar dos, la National Gallery y el British (of course) pero Davide me insistió en que incluyera la Tate, no la Modern sino la Britain.....he ido sola a los tres, reconozco que soy muy mala compañía en estas ocasiones porque pierdo el sentido del tiempo pero además hice coincidir las visitas con los días en que Davide no podía acompañarme; la National Gallery me gustó, claro, porque posee obras maravillosas de un espectro temporal muy amplio, del siglo XIII al XX; poseen la "Venus del Espejo", que ví por primera vez en Madrid, prestada para una exposición extraordinaria, cuando estaba en el instituto, y también pude contemplar "El matrimonio Arnolfini" entre otras muchas maravillas....pero la National me agotó, salí de allí mareada, cosa que no me sucedió en los Ufizzi el verano pasado, y esa sensación ha repercutido un poco en el recuerdo que guardo de la visita: no fui capaz de situarme en el plano en ningún momento y había mucha gente......en el British estaba mucho más organizada: había consultado la web del Museo y apuntado por orden todas las salas que quería ver....entré a la una de la tarde y salí a las cinco y en ningún momento deseé estar en otro lugar que no fuera aquel. Ví todas las salas del Próximo Oriente Asiático, Egipto, Grecia y Roma, e incluso algo de Asia....descarté la Europa Medieval, no visité la salas de Japón, América y Africa porque mi cuerpo ya no podía más....hace unos pocos años el British prestó al MARQ los relieves asirios, pero volverlos a ver me emocionó como la primera vez, ví (aunque nadie me convencerá de que deban estar aquí) los mármoles del Partenón y lo que queda del Mausoleo de Halicarnaso, el marfil de la mujer en la ventana de Nimrud, el estandarte de Ur, las pinturas de la tumba de Nebamun..Dios! y pude hacerle fotos a todas esas maravillas!! Cuando me marché, rescatada en parte por Davide, lo hice porque las piernas ya no me sostenían.



Asiria



El estandarte de Ur



La mujer de Nimrud



Cariátide del Erechteion
(Este no es su sitio)



Nereida



La Biblioteca de Nínive



Pinturas de la tumba de Nebamun

La Tate fue el remate; el viernes no tenía un plan definido, estaba sola y por la mañana fui a comprar el par de encargos que me habían hecho, pero a la hora de comer (tarde para ellos pero aún pronto para mí), no quería seguir en el centro. Me planteé ir a comer a un parque, sentada en la hierba, o ir a la Tate, comer en la cafetería y ver el Museo....decidí seguir el consejo de Davide....fue fantástico: los alrededores de la Galeria, en Millbank, estaban desiertos y era un barrio precioso, pero además disfruté más la Tate que la National, el British es un mundo aparte
. En la cafetería, mientras comía, estudié el mapa: aquella galería, donde apenas había nadie, acoge el arte británico del 1500 hasta hoy; decidí visitar las 15 salas principales, y si me daba tiempo, intentaría ver las destinadas a Turner. Tenía 3 horas, pensaba que sería suficiente. Pero cuando entré en la primera sala, con los retratos Tudor y Estuardo, y poco a poco, (muy poco a poco) fui avanzando, se hizo evidente que tendría que renunciar a la segunda parte porque los cuadros que ví eran preciosos y a cada sala las maravillas aumentaban....Hoarth, Laurence, Sargent, William Blake, Constable, Whistler y los prerafaelitas....The little white girl, las idealizadas damas de Dante Gabriel Rosetti, la Ophelia de Everett Millais...basicamente me echaron de la Tate....me he prometido a mí misma regresar algún día, y doy gracias por los consejos de Davide y a ese momento de lucidez que me hizo coger el metro para ir hasta allí....

Envidio profundamente la suerte que tienen los londinenses de tener sus maravillosos parques. Yo sólo disfruté de Green y de St. James´s Park, aunque ví Hyde Park desde el bus que me llevó de regreso al aeropuerto, y me pareció que esas enormes extensiones de verde, soleadas, con esos árboles bajo cuyas copas no se siente la lluvia al caer y las ardillas que se acercan y se quedan plantadas ante tí, y las urracas y a veces cuervos que los pueblan, son la compensación por su clima.

Hicimos dos excursiones fuera de la ciudad, Greenwich y Hampton Court. En Greenwich quería visitar el Observatorio y Hampton es el palacio donde Henry VIII (el perfecto esposo) tenía su corte. En Greenwich no visitamos el Museo Marítimo ni The Queen´s House, y el Cutty Sark estaba tapado, en restauración....pero el parque y los edificios del observatorio son muy bonitos, y toda la historia de cómo se utilizaron para las mediciones astronómicas y del meridiano y la observación del Universo, muy interesante.



Greenwich



Y en Hampton, pasamos un día estupendo: siempre me ha interesado la época de los Tudor, y aunque quizá Cambridge o Oxford son destinos más habituales, yo elegí Hampton. El palacio es en parte Tudor y parte barroco por obra de William III; afortunadamente, Christopher Wren nunca llegó a terminarlo, pues no quedaría nada del palacio de Henry....además este año es el 500 aniversario de la ascensión al trono del rey y hay eventos cada día: el día en que fuimos de visita, se escenificaban a distintas horas las ceremonias previas al matrimonio del rey con Kataryn Parr, su sexta y última esposa..hay una exposición permanente sobre el rey, su política y su familia (sus esposas y sus hijos, con especial atención a Catalina de Aragón), y los jardines del palacio, que incluyen un laberinto y una rosaleda, son preciosos....



Hampton Court desde el Támesis
















Pero de todos los momentos que viví la semana pasada en Londres, me quedo con la visita a St. Martin-in-the-fields. La iglesia está en Trafalgar Square, junto a la National Gallery. Estaba en mi lista, y dudé si entrar a verla antes o después de visitar la pinacoteca. El azar, el destino, la suerte, se pusieron de mi lado, y entré cuando faltaban quince minutos para la una. Descubrí que todos los días, a la una en punto, la iglesia acoge conciertos de música clásica gratuitos, y me quedé...



Pasé una hora de paz y belleza entre las paredes blancas de esa iglesia tan hermosa, rodeada por la música de Haydn interpretada por un cuarteto de cuerda. Me parecía mentira que a mis espaldas, atravesando la puerta, Londres siguiera bullendo, ajetreada entre londinenses y turistas...



No tengas miedo a las máquinas automáticas
de la estación de Waterloo


Así pues he tenido de todo en este viaje: arte, historia, música, (clásica y contemporánea: me he comprado el último disco de PSB allí, qué mejor lugar?), huelga de metro, he recuperado mi inglés (no practicaba el idioma desde hace tres veranos: no creo que cantar en inglés pueda ser calificado como "practicar"...para mi sorpresa no estaba tan oxidado como creía), londoners apretujados en los autobuses de dos pisos, fiestas de estudiantes, relieves asirios, mármoles griegos, ardillas curiosas, lluvia y sol, parques, rosas, astronomía, puentes, iglesias y mitomanía....



Es evidente por qué tomé esta foto
( y me refiero al nombre de la tienda)



Todo eso y mucho más es Londres...

* Hay dos frases que escuché continuamente durante la semana: Sorry y la que da nombre a este post: "Por favor, tenga cuidado con el hueco entre el tren y la plataforma"...ambas por gentileza del London Tube.

Pido disculpas por la extensión de este post, pero he preferido que sea muy largo a pasarme otra semana contando el viaje....

diumenge, 14 de juny de 2009

Nice to see you again


He vuelto.....

Londres me ha encantado.
He visto lugares y cosas preciosas y tengo mucho que contar, pero que nadie se asuste, seré más breve de lo habitual....y no será hoy....
Permanezcan atentos a sus pantallas...


Una línea habitual....

divendres, 5 de juny de 2009

London calling


Viernes noche y por fín he dado carpetazo a las dos semanas más duras (laboralmente hablando) en mucho tiempo. La semana pasada me atacó la astenia y la corté gracias a una cura de sueño....ésta no ha sido mucho mejor, (ayer
casi me duermo de pie, delante del clasificador de certificados) pero termina de un modo inmejorable: me marcho a Londres de vacaciones.
Evidentemente no es un "pensat i fet", aunque lo parezca, lo sé desde principios de mes, pero he de reconocer que hasta que no llegue allí, no me lo voy a creer del todo. Por qué Londres? Porque desde que Davide se marchó a estudiar allí, tengo pendiente una visita y lo he intentado varias veces sin éxito......si él no estuviera, seguramente habría elegido otro destino porque
Londres es una ciudad que no me apetece visitar sola: las metrópolis y yo no nos llevamos bien....suena raro después de haber atravesado en soledad el norte de Italia, pero la ciudad más grande que visité durante el viaje del verano pasado fue Torino, y es una vieja amiga...al igual que Davide también es un viejo amigo y aunque se puede mantener una amistad gracias al correo electrónico y al escrito, al teléfono y al messenger, es necesario reencontrarse de vez en cuando, sentarse y hablar, o simplemente permanecer en ese silencio cómplice que se da entre los amigos de verdad y que dice más que muchas palabras...
Así que por un lado tengo ganas de ir, ver a Davide y conocer Londres, nunca he estado y todo el mundo dice que voy a hacer de él una Hiperbórea, y como estaré toda una semana, tengo mucho tiempo para verlo bien....pero por otra parte, lo que me gustaría hacer es relajarme "sense fer res", no deambular por una ciudad desconocida.....imagino que he de encontrar el término medio, ya decían los griegos que en el punto medio se encontraba la perfección.....
Estoy segura de que una vez allí me sumergiré en la primavera londinense y esta especie de apatía me abandonará....entretando, me despido hasta muy pronto y como siempre, prometo regresar.
Monique



dijous, 4 de juny de 2009

La imposible renuncia


Desde
hace varios años llevo siempre al cuello, colgado de una cadena de plata, un colgante que compré en un viaje que hicimos mis amigas y yo...era el fín de semana de la visita del Papa por el Encuentro de las Familias y no queríamos estar aquí, así que nos fuimos todo lo lejos que pudimos, a Toledo. Fue un fín de semana muy intenso, con un calor horrible, día y noche, pero lo pasamos fenomenal. Hacía mucho tiempo que queríamos visitar la ciudad y nos pareció maravillosa. La última mañana que estuvimos allí, compré el colgante, y ya no me lo quité.....apenas tiene valor material, pero sí sentimental y simbólico y si por cualquier motivo no puedo llevarlo, siento que me falta algo.....
Pues bien, esta tarde la he pasado en la playa; la toalla, mi libro y yo; el sol me daba de cara y me he quitado la cadena para que no me quedara marca; la he enrrollado en la muñeca (en el bolso se pierde) y ya está...pero el sueño ha podido conmigo y aún dormida, o en duermevela (porque nunca me duermo del todo en la playa si estoy sola) de pronto he pensado "dónde está tu cadena?". Me he despertado sobresaltada y con el corazón en la garganta...y por supuesto seguía allí donde la había dejado; me la he puesto de nuevo inmediatamente...
Qué habría pasado si la hubiera perdido? Estoy completamente segura de lo mal que me sentiría ahora mismo y cómo me lo reprocharía....Me asusta pensar en el poder que algunos objetos tienen sobre mí: quizá debería ser capaz de prescindir de ellos, o quizás no, por qué tendría que hacerlo? Me haría sentirme más libre? Llegará un día en que ya no necesite llevarlo (y sentirlo) alrededor del cuello porque ya forme parte de mí?
En el fondo sé que no puedo renunciar a ciertos objetos y a la magia que encierran, como tampoco puedo renunciar a los deseos ....pero no soy la única, verdad?
Y de nuevo, por qué deberíamos?
No morimos un poco cada vez que renunciamos a un deseo?

dimarts, 2 de juny de 2009

Piter y yo. Firenze II


Cuando logré descender (porque para entonces ya subía mucha gente, las escaleras son estrechas y el descenso fue lento), tenía muchísimo calor...pero antes de ir a comerme un helado, volví a la piazza y me abrí paso entre las bandadas de alemanes y americanos para poder ver el Baptisterio y sus maravillosas puertas...



Puerta del Paraíso

Siempre se habla de la Puerta del Paraíso, pero merece la pena rodear todo el edificio y contemplar todas con atención....no fue fácil, pero no sólo conseguí identificar algunas escenas que conocía en fotografías, sino que incluso conseguí acercarme lo suficiente como para poder verlas muy de cerca.....al llegar a la puerta principal, obra de Ghiberti como la puerta del Paraíso, descubrí que no abrían hasta las doce de la mañana. Aquello me fastidió bastante, no es que llevara un plan minucioso para ese primer día en Florencia, pero vaya, de momento no tenía suerte....No podía quedarme allí esperando, así que retrocedí hasta la calle y desde allí contemplé de nuevo toda la piazza, para seguir caminando hacia la piazza della Signoria....no sé si al resto de visitantes de Florencia les pasa como a mí, pero me costaba asimilar tanto arte, tanta historia, tantas maravillas...no sufrí el Mal de Stendhal, pero desde luego me sentía abrumada...además, tal y como me había dicho Jaume, había tanta gente!! Yo, que venía de la tranquila Lucca!
Me detuve a distancia del Palazzo Vecchio para poder ver desde lejos y en perspectiva el propio palacio, el David, los Ufizzi, el Bargello...comprendí que la visita a Firenze iba a tener como protagonista la misma pregunta: por dónde empiezo?? La mejor opción era el Davide, ya que no iba a ver el original que se conserva en la Accademia porque había decidido visitar los Ufizzi...Y aunque sin duda el original debe ser mil veces mejor, contemplar la copia por primera vez tampoco te deja indiferente...ya sé que no sigue completamente el canon clásico, las manos y la cabeza son demasiado grandes, pero qué importa? Ese rostro, concentrado, momentos antes de lanzar la piedra, la postura, en contrapposto, apoyado todo el cuerpo en la pierna, la cabeza girada hacia la izquierda...no quiero imaginarme cómo debe ser el original....



A mi derecha estaban los Ufizzi, y más allá del patio central del Museo, el Ponte Vecchio....tenía entrada con reserva para el día siguiente para la pinacoteca, así que entré a visitar el Palazzo.



No sé cúanto tiempo estuve allí dentro, desde fuera no parece tan grande y no te haces una idea de que tenga tantas estancias. Tenía especial curiosidad por las estancias de Leonor de Toledo, la esposa de Cosme de Medici. Eché de menos, la verdad, un pequeño folleto que me guiara un poco, porque ahora no puedo poner nombre a las fotos de las estancias que fotografié, pero el palacio es muy bonito, muy suntuoso por dentro mientras su exterior es sobrio y un tanto extraño con la torre descentrada...al salir, seguí hasta el Arno, en busca del Ponte Vecchio....



Yo no pude ver esa estampa tan típica del puente con la ciudad al otro lado del Arno al atardecer, pero la vista era igual de bonita, a primera hora de la tarde y desde luego me hice una foto allí (más bien me la hicieron unos asturianos a los que devolví el favor). Sin embargo el puente es mucho mejor por fuera que por dentro, porque es una calle comercial llena de joyerías, pero sobre un puente; en origen, el puente era de madera, y fue construido por los romanos; tiene tres arcos, y es el puente de piedra (se reconstruyó en este material en el siglo XIV) más antiguo de Europa. La tradición dice que sobre él se alineaban carnicerías hasta que Cosimo I Medici encargó a Vasari la construcción del corredor Vasariano para conectar el Palazzo Vecchio, sede del gobierno municipal, con el Palazzo Pitti, su residencia privada. Años después, bien porque el olor molestaba o por prestigio, se prohibieron las carnicerías y los orfebres ocuparon sus puestos.
Me hice a un lado y observé la ciudad a uno y otro lado del río...era la una y media y ya no podía visitar el museo de San Marco, que cerraba a mediodía (los horarios eran infernales); mis opciones eran seguir hacia la parte alta de la ciudad, hacia Palazzo Pitti e intentar el ascenso hacia San Miniato al Monte, o quedarme en ese lado del río y visitar Santa Maria Novella. Si subía, seguramente no podría verlo todo, porque no me iba a dar tiempo, debía llegar hasta allí y quería visitar los museos del palazzo no solo los jardines Bóboli....y San Miniato estaba bastante lejos......opté por dirigirme hacia Santa Maria Novella....me costó bastante tomar la decisión, porque sabía que al día siguiente tenía menos margen: tenía entrada y hora reservadas desde hacia meses para los Ufizzi y pensaba pasar largas horas allí dentro. Pero continué hacia Santa Maria y desde luego no me arrepentí....



La iglesia es conocida sobre todo por su maravillosa fachada, obra de Alberti, que combina elementos góticos y renacentistas.


Es una facha muy geométrica, pues se usan muchas formas en la decoración: el fronton triangular, los cuadrados decorativos del cuerpo inferior, círculos, etc. Pero se usa la geometría subordinada al diseño. En el interior, la iglesia es de cruz latina y tres naves, con elementos propios del cisterniense, ya que fue concedida a los dominicos. De nuevo, estaba prohibido hacer fotografías y allí no pude siquiera intentar infringir la norma, porque el personal al cargo estaba muy pendiente. Deambulé un rato por el interior de la iglesia y aunque había disfrutado mucho en el exterior, dentro no estaba exenta de maravillas, como los frescos del coro de Domenico Ghirlandaio (que está enterrado en uno de los nichos de la fachada). El coro formaba parte de la capilla de los Ricci, pero dos familias rivales, los Tornabuoni y Tornaquinci, mucho más ricas cuando llegó el momento de renovarla, se hicieron cargo de los gastos de la misma. Los frescos se distribuyen en cuatro ciclos y narran las vidas de la Virgen y de Juan el Bautista. Aparte de su valor artístico, la obra es interesante por la cantidad de retratos históricos que aparecen, hasta 21 miembros del ambas familias fueron inmortalizados en los frescos como asistentes privilegiados de las vidas de María y Juan. Y es que Ghirlandaio era un maestro del retrato y los personajes están representados con tal lujo de detalles que es imposible confundirlos a unos con otros, sus rostros poseen individualidad. Me gustaría poder incluir fotografías de aquellos frescos, pero sólo tengo las postales...Pero la visita a Santa María queda incompleta si no se accede al claustro, la sala capitular, y la Capilla de los Españoles.




La capilla fue cedida por Cosme de Medici para los servicios religiosos de la comunidad española de Florencia, muy amplia tras su matrimonio con Leonor de Toledo. Es un espacio muy amplio decorado con pinturas al fresco al frente, a ambos lados del altar y en los laterales. Fue el único lugar donde encontré panales informativos en castellano (por deferencia, supongo). Las pinturas más famosas son las del lado izquierdo del altar conforme se mira de frente. Reproducen el infierno y el purgatorio, poblado de demonios y seres monstruosos, con las almas aterrorizadas y torturadas.....
Podría haber permanecido allí hasta la noche, en aquel lugar tan lleno de paz, en aquella tarde soleada de Florencia, bajo la mirada de aquellos demonios....



Estaba cansada... eran casi las tres pero me parecía mucho más tarde porque llevaba levantada desde las siete de la mañana y no había parado ni un instante, nisiquiera había comido: simplemente, me había olvidado de comer; fue la primera pero no la última vez que me sucedió en el viaje....por un lado me apetecía regresar a casa y descansar, y por otra quería seguir visitado la ciudad....entonces me encontré con la Basílica de San Lorenzo, con su fachada inconclusa, donde se encuentra la Capilla Medicea: era inútil seguir huyendo.....A esas horas la iglesia estaba cerrada, pero mi objetivo era el panteón, donde están enterrados Lorenzo el Magnífico y su hermano Giuliano, y Lorenzo II duque de Urbino y Giuliano II duque de Nemours, nieto e hijo respectivamente de El Magnífico...de hecho, las famosas tumbas obra de Miguelángel que tanta admiración causan en aquella sacristía son las de los Duques, mientras los dos Medici más famosos reposan en otras mucho más sencillas allí mismo.....La tumba del duque de Urbino, a quien Maquiavelo dedicó "El Príncipe", es la decorada con las esculturas del Crepúsculo y el Alba, mientras la del duque de Nemours ostenta las del Día y la Noche......creo que esa tarde me enamoré de Giuliano II, lo cual es una pena porque lleva varios siglos muerto, pero ya se sabe que el Amor no siempre es perfecto. No sé muy bien si me enamoré del hombre real o el que da a entender la estatua de Miguelángel.....seguramente de la segunda pues estoy segura de que deja ver un Giuliano mucho mejor de cómo debía ser. Aquella sala, aquellos sepulcros eran hipnóticos....no intentaré describir con palabras la maravilla de aquella carne convertida en mármol; si un día regreso a Firenze, es posible que siga sin subir a la cúpula de Santa María, pero no dejaré de visitar esa capilla....

No podía poner mejor broche a mi primer día en Florencia y eché a andar camino del párking...sólo me entretuve a hacer un par de fotos al Palazzo Medici Riccardi, con su fachada almohadillada y sus ventanas con dovelas, pero ya no me detuve...cuando conseguí llegar a Lucca, después de sufrir un atasco tras otro al salir de Firenze, no podía pensar siquiera en la idea de regresar al día siguiente, por mucho que Fra Angelico me estuviera esperando. Florencia agota, no sólo fisicamente, sino los sentidos....es inconcebible tanta maravilla reunida....y yo sólo había visto una pequeña parte....