diumenge, 13 de febrer de 2011

Terapias (trekkies) alternativas


Un día antes,
para no entorpecer
las "responsabilidades adquiridas"


En el episodio titulado Metamorfosis, perteneciente a la segunda temporada de Star Trek TOS (La serie original), una lanzadera de la Enterprise, en la que viajan el capitán Kirk, el comandante Spock, el dr. McCoy y la comisaria de la Federación Nancy Hedford, se ve obligada a aterrizar en un planeta desconocido ya que una extraña perturbación ha inutilizado los motores. En el planeta habita completamente solo un humano, que dice llamarse Zefram Cochrane, el inventor del motor hiperespacial. Kirk, Spock y McCoy no pueden creerlo, ya que Cochrane había desaparecido 150 años antes durante un vuelo, pero Cochrane les explica que una criatura a quien llama el Compañero lo llevó al planeta en que se encuentran y ha cuidado de él, deteniendo incluso su envejecimiento, durante todo ese tiempo.....y que resulta completamente imposible marcharse del planeta, ya que el Compañero emite una energía que impide despegar a las naves.
Ante la emergencia de los tripulantes de la Enterprise, que deben llevar a la Comisaria Hedford a la nave donde pueda ser tratada de una enfermedad contraída mientras mediaba en unas negociaciones de Epsilon Canaris III, Cochrane se pone en contacto con el Compañero, una entidad gaseosa que les hace saber que no tiene poder para curar a la Comisaria y que tampoco permitirá que se marchen. Ante la actitud del Compañero hacia Cochrane, Kirk sospecha que puede tratarse de la forma femenina de su especie y que ama a Cochrane, por lo que pide a Spock que modifique un traductor universal para hablar directamente con el/ella; la Compañera, pues en efecto se trata de una hembra, explica que no los dejará marchar porque el Hombre (Cochrane) necesita de compañía para vivir, de lo contrario "terminará", circunstancia que no puede admitir. Kirk, empero, consigue hacerle entender que no puede retener al Hombre contra su voluntad y que al no poder ser libre, por mucho que le proporcione todo lo necesario para vivir, incluso la vida eterna, está matando su espíritu; la Compañera afirma que el Hombre forma parte de ella pero entiende que son dos cosas diferentes y que aunque permanezcan juntos nunca podrán estar unidos, por lo que toma el cuerpo de la comisaria, que agoniza: no puede curar su enfermedad, pero sí puede compartir su cuerpo aunque renunciando a la inmortalidad....Cochrane, que en un principio rechazaba los sentimientos de la Compañera, en una muestra de su "desfasada" forma de pensar, descubre que también la ama al apreciar cómo ha cuidado de él durante tantos años, renunciando a la vida eterna tan sólo para compartir unos momentos con él y dispuesta al sacrificio de dejarle marchar para que pueda sobrevivir, y le pide que parta con ellos: la Compañera, sin embargo, no puede marcharse, su vida emana del planeta...Cochrane decide entonces, por amor y lealtad, quedarse con ella y antes de su partida, pide a Kirk que guarde silencio sobre su encuentro.



El amor no tiene cura,
pero es la única medicina para todos los males

Leonard Cohen