dissabte, 23 de juny de 2012

Felicidad en blanco y negro



Antes, no hace tanto tiempo de ello, veía fotos por todas partes; cualquier objeto en un contexto peculiar me llamaba tanto la atención que me picaban las manos si no le sacaba una foto, (menos mal que los móviles tienen cámara) y casi siempre hacía fotos de edificios, objetos, paisajes y prácticamente nunca de personas: encontraba más placer en buscar y encontrar el encuadre de una foto que casi seguro nadie entendería más que yo....En los últimos tiempos tenía muy abandonada esta costumbre que nunca alcanzó la categoría de hobby, pero este año, en febrero, durante el viaje a Bologna, la recuperé en parte y tiré varias fotos de las que me gustan; comprendí entonces que había aparcado la fotografía porque mi ritmo de viajes se había reducido bastante (sería más apropiado decir "mucho")...pero además había otras causas "complementarias": quizá me he vuelto más prosaica o he perdido imaginación ....todavía no tengo un veredicto concluyente....
No tengo costumbre de enseñar mis albumes y sólo lo he hecho a algunas personas que me lo han pedido expresamente: a veces hay que explicar demasiadas cosas acerca de una foto que nadie comprenderá enteramente y se convierte en algo muy personal y además para mí muchas fotos son testimonios de mi estado de ánimo en ese momento y el pudor me impide mostrarlas. Mis fotos son siempre en color aunque me gusta mucho el blanco y negro que asocio a otras épocas en que era mucho más fácil ser feliz...o quizá menos complicado, según mi tocaya....
El verano es una buena época para recuperar viejas costumbres; este año trabajaré en la sucursal 8, "mi" sucursal, por tercer año consecutivo; eso quiere decir que no tendré vacaciones ni podré viajar y además he de estudiar...pero creo que podré sacar algún ratito para perderme por ahí en busca de una foto que sólo me hable a mí...y es posible que sea en blanco y negro.

divendres, 8 de juny de 2012

A l´inrevés