divendres, 26 de febrer de 2016

Time´s up!


Hay algunas obsesiones en este blog que hacen su aparición con periodicidad.

El destino.
El libre albedrío.
El azar.
El desamor.
El tiempo.
La falta de tiempo.

Ahora mismo, siento que no tengo tiempo. 
Aunque por otro lado sé que no es así, porque tengo suficiente, pero se trata de que no sé administrarlo; quiero hacerlo todo, y quiero pasar tiempo con todos, con lo cual acabo por correr para llegar a mis citas, y cuando llego tarde, me enfado conmigo misma porque lo que en otros disculpo, en mí me resulta inaceptable...cuando trabajo, no sólo cumplo mis obligaciones, sino que en los ratos muertos adelanto proyectos que llevo entre manos, y duermo menos horas que nunca porque no quiero renunciar a las noches del club, porque leo antes de irme a dormir, porque siempre hay cinco minutos para ordenar los papeles que me llaman a gritos desde el 14 de febrero, porque tengo que estudiar y he perdido la práctica...
Tengo más ojeras, tengo más sueño, paso menos tiempo en casa, y he vuelto a necesitar una agenda para no olvidarme de lo que debo y sobre todo quiero hacer...

Y aún así, no lo cambiaría por nada.