diumenge, 14 de febrer de 2016

Creer II



A estas alturas ya debería haberme dado cuenta de que por muy altas que levantes tus defensas, éstas nunca podrán protegerte del todo. Los solteros no-vocacionales vivimos continuamente expuestos y aunque nos empeñemos, podemos huir pero no escondernos: siempre acaban por encontrarte.
En su momento decidí plantarme porque estaba un poquito harta, cansada de jugármelo todo y perder siempre: una se hace mayor y el instinto de supervivencia pesa; pero en el fondo nunca he dejado de creer.
Por eso regreso cada 14 de febrero, porque sigo creyendo como el primer día....

Feliz día de la O.M.A, soci@s...